jueves, 16 de marzo de 2017

Valencia.

Valencia.
Vista de la ciudad tomada desde la zona
situada entre el Palacio Real y el colegio de San Pío V  ca. 1823.


Estampa que probablemente pertenezca a una serie de vistas de la ciudad de Valencia realizadas en colaboración por ambos artistas valencianos.
 El perfil de la ciudad amurallada, dominada por el imponente Miguelete, permite vislumbrar el remate de los edificios que van desde la torre del Convento del Remedio a la izquierda hasta el campanario del Carmen a la derecha. Comprende a lo lejos el puente del Mar, reconstruido en 1782, el puente del Real y la puerta del mismo nombre construida en 1801 y el puente de la Trinidad, todos ellos con casilicios y unidos por los pretiles que recorrían ambos lados del cauce del Turia.
El dibujante fue Antonio Rodríguez Onofre (Valencia, 1765 –Madrid, 1823), promotor de la primera asociación privada de grabadores de España junto a José Vázquez, Manuel Albuerne y los valencianos Francisco de Paula Martí y Pedro Vicente Rodríguez (Valencia, 1775 – México, 1822). Este último fue el
grabador de la lámina, partícipe en numerosos proyectos editoriales ilustrados y por su experta trayectoria, nombrado director del grabado de la Academia de San Carlos de México en 1811.Los artistas siguieron un recurso habitual para generar efecto de profundidad al colocar en primer plano un grupo de figuras ensombrecidas. Varias carrozas y carros discurren por los puentes y el camino que rodea la muralla generando cierto dinamismo a la escena. Menos acertada es la figura a caballo que cabalga por el lado norte del río o la desproporción de las lavanderas representadas en el cauce.


No hay comentarios:

Publicar un comentario