martes, 14 de marzo de 2017

Noja (Cantabria).

Noja (Cantabria).
Casa donde nació el ilustre Velasco,defensor del Castillo del Morro de la Habana.
Grabado de 1898.
Ministerio de Cultura.
Noja (Cantabria).
Palacio-Torre del Marques de Velasco.
Plaza de la Villa.
Foto:Roberto Alonso.

El Palacio de los Marqueses de Velasco se yergue en la villa de Noja, en la Trasmiera cántabra, adosado a la antiquísima Torre del Castillo, con la que forma un bellísimo conjunto y que conserva entre sus muros parte de la historia del municipio. La torre, que data del siglo XII y cuyo interior fue destruido en un incendio, es testigo de las luchas banderizas que, en la Edad Media, enfrentaron a las principales casas nobiliarias de la región.

La fortaleza medieval se hallaba prácticamente en ruina a principios del siglo XVIII, pero la torre fue comprada y reconstruida la casona anexa que hoy la acompaña por la familia de los Velasco y Castillo, uno de cuyos descendientes recibió para su familia el título de marqués por su heroica defensa de La Habana.

La casona está compuesta por un edificio con dos alas laterales que sobresalen del conjunto. En sus fachadas destacan tres majestuosos escudos. El escudo del centro, con las armas de la familia propietaria, muestra con orgullo la corona de marqués y es sostenido por dos soldados. Flanqueándolo, dos imponentes escudos barrocos adornados con las armas de otras dos familias emparentadas con los Velasco. Declarada Bien de Interés Cultural en 1992, la torre destaca por su silenciosa presencia sobre el conjunto, desequilibrando la simetría de éste. Sobre la puerta que une las dos alas del edificio sobresale por su rara belleza un reloj de sol de doble esfera.

El Palacio de los Marqueses de Velasco se convierte en un reclamo más de la monumental villa de Noja para cualquier aficionado a la práctica del turismo rural.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada